• es
  • ca
  • en
  • 2 vendimia a mano

    El trabajo de los viñedos


    Cultivar la tierra es una de las actividades más importantes que sustenta el desarrollo del ser humano. Probablemente la viticultura es una de las más exigentes y que mejor expresa la delicada relación entre el agricultor y el entorno. Durante el año, el viticultor se esfuerza en interpretar la partitura tocada por la naturaleza la cual se transmite fielmente en la uva imprimiéndole el carácter de la añada en los futuros vinos.

    A través de los ojos del viticultor transcurre el año formado por una sucesión de terrazas y llanos, donde se alternan vivos colores desde el blanco verdoso del olivo en flor, pasando por el rosa palo de los almendros hasta el verde amarillento o el rojo oscuro de los racimos de uva de la Garnacha blanca y tinta avisando del final del verano.

    Y es en este entorno donde se crean los vinos de Celler Batea, expresión de la historia de nuestra tierra y de la sabiduría de su gente adquirida con el paso del tiempo y que con determinación, año tras año, trabajan la viña pero siempre con la mirada puesta en el cielo.